cómo crear una contraseña segura

Crear una contraseña segura

Si tienes una contraseña segura, evitarás que otros usuarios obtengan acceso a tus archivos, programas y otros recursos sin autorización; asimismo, estas contraseñas suelen ser difíciles de adivinar o robar. Una buena contraseña:
Debe tener al menos ocho caracteres
No contiene tu nombre de usuario, nombre real o el nombre de tu empresa
No contiene una palabra completa
Es completamente diferente a tus anteriores contraseñas
Contiene mayúsculas, minúsculas, números y símbolos

Las contraseñas seguras ayudan a impedir que personas no autorizadas obtengan acceso a los archivos, programas y otros recursos, y deben ser difíciles de adivinar o de averiguar. Una buena contraseña:
Tiene al menos ocho caracteres
No contiene tu nombre de usuario, tu nombre real o el nombre de la compañía
No contiene una palabra completa
Es significativamente diferente de las contraseñas anteriores
Contiene mayúsculas, minúsculas, números y símbolos

Por ejemplo, utiliza contraseñas diferentes y que no utilices en ninguna otra parte para la cuenta de correo electrónico y la del servicio online del banco. Reutilizar contraseñas conlleva un riesgo. Si alguien averigua tu contraseña para una cuenta, podría acceder a tu dirección de correo electrónico, o incluso a tu dinero, y saber dónde vives.

Si utilizas números, símbolos y combinaciones de mayúsculas y minúsculas en tu contraseña, será más difícil averiguarla. Por ejemplo, una contraseña de ocho caracteres compuesta por números, símbolos y letras mayúsculas y minúsculas es más difícil de averiguar que una que solo esté compuesta por ocho letras en minúscula, ya que la primera tiene 30.000 más combinaciones posibles.

Crea una contraseña exclusiva que no esté relacionada con tu información personal y que utilice una combinación de letras, números y símbolos. Por ejemplo, puedes seleccionar una palabra o una frase al azar e insertar letras y números en el principio, en el medio y en el final para conseguir que sea muy difícil de averiguar (por ejemplo, “[email protected]”). No utilices palabras o frases simples, como “contraseña” o “quieroentrar”, ni patrones de teclado como “qwerty” o “qazwsx”, ni patrones secuenciales como “abcd1234”, ya que, si lo haces, tu contraseña será poco segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *